Blog

EL COHETE REUTILIZABLE: GRASSHOPPER

Durante las pruebas que se realizaron la semana pasada, 17 de diciembre, en un polígono en el estado de Texas, el cohete autopropulsado Grasshopper se elevó en más de 40 metros y permaneció suspendido en el aire durante 29 segundos antes de descender y aterrizar en forma vertical.

El cohete puede volver a aterrizar en posición vertical mediante sus cuatro patas provistas de amortiguadores hidráulicos y el uso de empuje con efecto de retroalimentación.
El objetivo del proyecto es desarrollar un cohete reutilizable, capaz de despegar y aterrizar verticalmente. Si las pruebas tienen exito, SpaceX creará una nueva generación de naves espaciales reutilizables. Estos aparatos podrían usarse en un futuro para una expedición a marte.
En 2008 SpaceX cerró un contrato con la NASA para 12 misiones de transporte de cargas al segmento estadounidense de la Estación Espacial Internacional (EEI) a cargo de la nave comercial Dragon.
En mayo de este año se realizó el primer lanzamiento de la cápsula no tripulada Dragon a la EEI y en octubre fue implementada con éxito la segunda misión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *