Blog


Llevo un tiempo viendo este spot en los medios de comunicación españoles y he querido saber un poco más qué era eso de microalgas, por eso hoy os traigo:

PROYECTO MICROALGAS


Como en muchas otras tecnologías, la aplicación de microalgas a la producción de biocombustibles, pretende concentrar y acelerar en reactores apropiados los procesos que se registran en la naturaleza. Las microalgas ofrecen el gran atractivo de producir biomasa susceptible de ser convertida en combustibles como metano, etanol, biodiesel o hidrógeno, y aparentemente de forma masiva mediante el uso de grandes cultivos en baterías de fotobiorreactores o en estanques abiertos de escasa profundidad, donde podrían alcanzarse productividades de hasta 100 toneladas de biomasa por hectárea y año, muy superiores a los cultivos de biomasa tradicional en medio terrestre. Pero vayamos un poco más allá para saber más de las microalgas:

¿Qué son las microalgas?


Las microalgas son organismos que viven en el agua (agua dulce o agua salada) o en ambientes terrestres de elevada humedad. 

El papel de las algas en la naturaleza es de suma importancia ya que, gracias a la fotosíntesis, son capaces de transformar la materia inorgánica en materia orgánica utilizando para ello la energía del sol. Esta energía queda almacenada en sus estructuras biológicas y es aprovechada posteriormente por los seres que se alimentan de ella. Se puede decir por tanto que las microalgas están en la base de la cadena trófica. 

En el proceso de la fotosíntesis, empleando la energía del sol, se combina el Co2 atmosférico con el agua y como resultado se produce oxigeno que se libera a la atmósfera y azúcares que el microalga empleará para producir distintas sustancias como celulosa que conforma su estructura, aceites… etc.


¿Cuáles son los antecedentes del cultivo de microalgas como fuente de combustibles?


Aunque la investigación en cultivos de microorganismos como fuente de combustibles se inició hace más de cinco décadas, no es a partir de los 80 cuando se plantea como producción a gran escala. Los pioneros en esto fueron los estadounidenses.


¿Cuál es la experiencia de Repsol con las microalgas?


Dentro del Proyecto CENIT PIIBE (Proyecto de Innovación para el Impulso del Biodiesel en España) las investigaciones de Repsol han demostrado que el uso de las algas para la producción de aceites para combustibles cumple con una doble función: por un lado, absorben las emisiones de CO2 a la atmósfera, y por otro, desarrollan una energía de origen vegetal con cultivos que no interfieren con la alimentación, de este modo, se contribuye a combatir dos de los grandes retos a los que se enfrenta la sociedad actual.


¿Qué pasos se siguen para los cultivos de microalgas?


En un primer paso se elige la especie más adecuada para el cultivo en las áreas geográficas a las que se dirija el proyecto. Una vez hecha la elección se procede a la construcción de un cultivo abierto que intente a su vez recuperar paisaje en zonas degradadas. Tras estos pasos se diseña y construye el fotobiorreactor y se aplican sistemas para concentrar y separar la biomasa.

¿Qué ventajas muestran las microalgas respecto a otros cultivos?

Las ventajas de las microalgas se pueden resumir en:

  •  Multiplicar por diez o más la productividad de los cultivos terrestres convencionales.
  •  No requieren terrenos fértiles ni agua de buena calidad, ni pesticidas para crecer.
  •  Capturan CO2 de la atmósfera o directamente de fuentes de emisión. Se estima que 100 toneladas de microalgas cultivadas absorben 180 toneladas de CO2 al año.

¿Han recibido apoyo de otras instituciones?

Este ambicioso proyecto se enmarca dentro de los proyectos CENIT PIIBECENIT SOST CO2  (Captura, transporte, almacenamiento y valoración del CO2), lo que supone una estrecha colaboración con otras instituciones como el Centro de Biotecnología Marina (Univ. De Las Palmas de Gran Canaria), la Universidad de Alicante, Universidad Politécnica de Madrid, Universidad Rey Juan Carlos y el Instituto de la Grasa del CSIC.

¿Quién ha trabajado en este proyecto?

Desde su arranque en 2006 ha habido más de 15 profesionales, fundamentalmente químicos, ingenieros y técnicos de laboratorio y con sofisticados equipos de laboratorio para la caracterización y aislamiento de microalgas además de fotobiorreactores y raceways (sistemas de cultivo abiertos).


Ficha técnica:

  • Objetivo:Buscar alternativas energéticas que contribuyan a disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera. 
  • Logros:Un biocombustibles de segunda generación a partir de las microalgas.
  • Responsables:Carlos Díaz, Licenciado en Ciencias Químicas, y Enrique Espi, Doctor en Ciencias Químicas, investigadores químicos del Centro de Tecnología de Repsol.
  • Personal:15 personas entre dos programas de investigación: CENIT PIIBECENIT SOST CO2.

A continuación os dejo con otro video:



Vía: Repsol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *