Blog

ESPAÑA Y PORTUGAL CONSIDERAN CLAVE EL AVE EXTREMEÑO

«La línea Madrid-Lisboa no se va a detener bajo ningún motivo». Con esta declaración mostró José Blanco su compromiso con el AVE extremeño. El ministro de Fomento visitó ayer la región para estar presente en la prueba de carga del viaducto sobre el río Alcazaba, en el tramo Montijo-Badajoz. Blanco, que estuvo acompañado de su homólogo portugués, el ministro Antonio Mendonça, contempló el paso de varios camiones por la plataforma de la futura vía del AVE. Les acompañó el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara.
El ministro reconoció que estamos atravesando tiempos difíciles y sobre todo en el ámbito de las infraestructuras «tenemos que priorizar actuaciones».
Aún así prometió más inversiones para 2011 a través de la colaboración público-privada. Serán 3.000 millones de euros para ejecutar las restantes obras, siempre con el objetivo de que todos los tramos estén en obras a lo largo de esta legislatura. En estos momentos hay contratadas acciones por un importe de 550 millones de euros. Entre Cáceres y Badajoz los trabajos continúan avanzado en la prórroga de plataformas que finalizarán antes de 2011. En la región se han licitado las obras de cinco tramos y cuatro de ellos ya se han iniciado.
En su intervención ante los medios el ministro reconoció que los niveles de inversión pública en infraestructuras no volverán a ser como antes. Aún así, insistió en que la alta velocidad sigue siendo una de las prioridades del Gobierno.
«Se trata de una línea estratégica que se enmarca en una doble vertiente. Una red transeuropea que está concebida para el tráfico mixto de pasajeros y mercancías. Lo que va a contribuir a su progreso. Va a introducir competencias, eficiencia y productividad en el desarrollo económico de nuestro país», afirma Blanco.
El ministro recordó que el tren de Alta Velocidad Madrid-Lisboa ha superado diferentes obstáculos, como las elecciones en Portugal y los problemas para financiar la infraestructura sin que el déficit suponga un hándicap para el desarrollo de las obras.
José Blanco explicó que en el consejo de Adif que se celebrará el próximo mes de septiembre se adjudicará el tramo Embalse de Alcántara-Garrovilla, que fue licitado por más de 106 millones de euros. También avanzó que mañana el Consejo de Ministros aprobará la licitación de las obras del tramo Cañaveral- Embalse de Alcántara por un valor de 62 millones de euros. En lo que queda de año se licitarán las obras entre Talayuela y Cáceres.
También Antonio Mendonça ratificó su compromiso con la construcción del AVE , una infraestructura que ambos países consideran prioritaria y cuya ejecución irá «acompasada» a ambos lados de la frontera. Sin embargo, el ministro luso reconoció que en el tramo portugués las obras están «ligeramente más atrasadas».
Otra de las obras clave en la línea es la estación de Badajoz- Elvas. Según el ministro español, en la próxima cumbre hispano portuguesa, que tendrá lugar en Elvas, se firmará el acuerdo de la estación internacional Elvas-Badajoz. Un compromiso con rango de tratado internacional que establecerá la localización, financiación, jurisdicción y las condiciones para la construcción y explotación de la que va a ser una de las primeras estaciones internacionales de Europa. Contará con unas instalaciones de mercancías que potenciará el desarrollo industrial y logístico.
En la primera quincena de septiembre se abordará el desarrollo de estos ejes en el marco de la conferencia sectorial sobre el Plan Estratégico de Transporte Ferroviario de Mercancías. El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, abundó en la importancia del AVE para ambos países. Vara se mostró rotundo al afirmar que se trata de una inversión con la que nadie pierde. «Una infraestructura que servirá para unir más a estos dos países en lo económico y en lo afectivo», afirmó.

MONAGO LO APLAZA A 2020

El ministro José Blanco habló no sólo del AVE, sino de otras inversiones de su departamento en la región, como el aeropuerto de Badajoz. Recordó que este mes han comenzado las obras de pavimentación de la pista de vuelos del aeropuerto de Badajoz, en la que se han invertido cuatro millones de euros. Además, mañana se pone en marcha el servicio de la nueva zona de salidas.
El presidente del PP, José Antonio Monago criticó a Blanco en un acto que organizó su partido en Mérida. Junto a otros cargos públicos cortó una cinta con la bandera de Extremadura para recordar que se había prometido la llegada de la alta velocidad a la región para 2010. El dirigente del PP ha considerado «una falta de respeto» que Blanco participe en Valdelacalzada en un acto de prueba de carga de un viaducto de las obras del tren de alta velocidad, cuando «lo que tendría que estar haciendo es cortando la cinta de inauguración del AVE». Según Monago, es posible que la línea no esté acabada ni en 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *